Ronaldinho queda en libertad tras cinco meses preso en Paraguay

El retirado astro brasileño del fútbol Ronaldinho fue puesto en libertad el lunes tras pasar cinco meses detenido en Paraguay por haber ingresado al país con un pasaporte falso.

Luego de un proceso abreviado, la justicia de Paraguay otorgó la libertad a Ronaldinho y a su hermano Roberto de Assis Moreira. Ambos fueron detenidos en marzo pasado por posesión y uso de pasaportes paraguayos falsos con los que ingresaron al país para cumplir una serie de actividades empresariales.

Ambos estuvieron 171 días apresados, los primeros 31 en un cuartel policial y el resto bajo prisión preventiva en un hotel de cuatro estrellas de la capital Asunción.

El juez de garantías, Gustavo Amarilla, dictaminó una sentencia suspendida de de dos años de cárcel. Los hermanos también deberán pagar una multa de 200.000 dólares entre los dos.

Ronaldinho podrá regresar a Brasil de inmediato. Los abogados defensores Tarek Tuma y Alcides Cáceres informaron que sus clientes fijarán residencia en Río de Janeiro.

El campeón mundial con Brasil en 2002 y ex estrella del Barcelona, Milan y Paris Saint-Germain, entre otros clubes, cumplió 40 años de edad en Paraguay. Llegó al país invitado por una fundación local, supuestamente para presentar su autobiografía, apoyar una escuela para niños pobres e inaugurar un casino.

El fiscal Marcelo Pecci aclaró que Ronaldinho y su hermano se beneficiaron con el proceso abreviado, porque “admitieron haber tenido documentos oficiales paraguayos legales pero de contenido falso y porque litigaron de buena fe”.

Consultado por AP en una rueda de prensa virtual, el magistrado Amarilla dijo que Ronaldinho “no tiene necesidad de presentarse ante ninguna autoridad brasileña mensualmente”.

Amarillo se refirió a las multas como “donativos”.

“La justicia paraguaya se siente satisfecha con el donativo que hará de 90.000 dólares, como reparación al daño social”, dijo.

Detalló que ese dinero será destinado para comprar insumos para luchar contra el COVID-19 en un hospital público y para el tratamiento de una niña paraguaya que sufre de atrofia muscular espinal.

En cuanto a los 110.000 dólares de su hermano Roberto, el dinero será ayudar el sistema médico contra el COVID-19 en las cárceles públicas. Roberto sí deberá presentarse cada cuatro meses ante una dependencia judicial de Río “para dar prueba de su sometimiento a este proceso de suspensión”, dijo Amarilla.

Asunción / Paraguay

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!