Ciudadanos: nuevo salario sigue siendo insuficiente

El nuevo aumento del salario mínimo  y del bono alimentario que el Gobierno  fijó en 250 mil y 200 mil  bolívares, respectivamente,  no sólo generó sorpresa entre los ciudadanos, sino también inconformidad.

Personas consultadas comentaron que el salario integral por Bs 450 mil  no será suficiente para abastecerse de otra cosa que no sea comida.

Marta Meléndez señaló que el aumento “en vez de generar alegría producirá cada día más incertidumbre en la población, que tendrá que estirar el dinero al máximo para que le rinda”.

“Si compramos comida, no podremos comprar vestimenta ni cualquier otra cosa que necesitemos en la casa, porque el ingreso sigue siendo muy bajo”, comentó.

Una burla. Así lo consideró el obrero Felipe Díaz. “De qué sirve que suban el sueldo si los productos de la cesta básica cada día tienen un alza. Debería haber un control que garantice que si vamos a cobrar más podamos comprar más”.

Desencanto  dijo haber  sufrido  Douglas Guillén, habitante de Puerto La Cruz. “Desde hace días escuchaba los rumores de aumento en el sueldo, pero cuando escuché la noticia de que serían 250 mil bolívares me desilusioné, pensé que en verdad me alcanzaría para abastecerme de otras cosas”.

 Díaz y Guillén coincidieron en que sus ingresos no les alcanzarán  para adquirir ropa o productos de higiene personal o limpieza.

Lorena Ríos, empleada de una escuela, adelantó que este 15 apenas se podrá comprar una harina de maíz y un cuarto de kilo de pollo. “Y quién sabe si será menos”.

El constructor Luis Peñalver expresó que ni siquiera las medicinas para la tensión podrá comprar. Alertó que si los trabajadores siguen siendo mal retribuidos los sitios de empleo quedaran solos.

“Salario de hambre”

El presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos del estado Anzoátegui (Urepanz), José Hurtado, adujo que el incremento aprobado en la Gaceta Oficial  N° 6.502 sigue siendo desfasado de la realidad económica.

Señaló que los 450 mil bolívares de ingreso serán consumidos por la hiperinflación que azota al país, por lo que aseguró que  es una burla del Ejecutivo nacional hacia los trabajadores.

“La clase obrera se ve obligada a sobrevivir con  sueldos de hambre que no le rinde para comer dos veces a la semana”.

Enfatizó que quienes dependen del salario mínimo se encuentran en condiciones peores que los esclavos del señor feudal.

Milena Pérez / Barcelona

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!