Instan a reforzar la prevención para disminuir casos de salmonelosis

El pasado sábado 14 de agosto, el gobernador del estado Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, anunció la detección de 571 casos de salmonelosis, además de dos muertes por sospecha de la enfermedad.

A su juicio, este nuevo brote de la patología se produjo como consecuencia de las fallas en el servicio de agua y las deficiencias en los sistemas de cloacas.

El presidente del Colegio de Médicos del estado, Víctor Velásquez, manifestó que, a nivel del hogar y de políticas públicas, existen maneras de prevenir este tipo de infección bacteriana gastrointestinal, que se origina por el consumo de agua contaminada, alimentos mal lavados, mal cocinados y portadora de heces de animales.

Expresó que en este momento, cuando ya se conoce del brote de la infección, es imprescindible hervir el agua por 20 minutos para matar las bacterias.

“Este procedimiento también hay que hacerlo con el agua distribuida por cisternas y la que se adquiere en los puntos de recarga aunque se crea filtrada, pues en ambos casos se desconoce el origen y tratamiento del hídrico”, explicó.

Otra de las recomendaciones son la cloración del líquido usando pastillas potabilizadoras certificadas, preservar la higiene personal con agua y jabón, además de lavar correctamente los alimentos.

Sostuvo que al presentar síntomas como diarrea, náuseas, vómito, fiebre, dolor estomacal y pérdida del apetito es importante acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado, pues automedicarse puede causar mayores complicaciones.

Aseveró que las personas desnutridas suelen ser las más afectadas por este tipo de enfermedades.

Responsabilidades

El doctor Víctor Velásquez argumentó que la aparición de casos de salmonelosis, dengue y paludismo se puede disminuir si los gobiernos nacional, regional y municipales establecen las políticas públicas necesarias para mejorar la calidad de tratamiento del agua en las plantas potabilizadoras y para erradicar la proliferación de basura y colapso de cloacas, focos de atracción de insectos.

Aseveró que el mayor error de las autoridades gubernamentales en Anzoátegui ha sido colocar en las direcciones de salud a personas no expertas en la materia y haber cerrado los oídos para no escuchar los consejos de los profesionales.

Enfatizó que es evidente que el agua que está saliendo por los grifos no está recibiendo el tratamiento adecuado pues viene maloliente, con sedimentos, no cristalina, de tono turbio, prácticamente cruda. Aseveró que esto sumado al desborde de aguas cloacales ha causado el brote de la salmonelosis en la zona norte.

“No es tiempo de improvisaciones porque la vida de los anzoatiguenses es lo que está en riesgo”, sentenció el presidente del Colegio de Médicos.

Barcelona / Milena Pérez

Share This:

Por




Publicidad

Publicidad




Publicidad

Publicidad

El Tiempo