Marvin Miller y Ted Simmons van al Salón de la Fama de las Grandes Ligas

Marvin Miller, el líder sindical que revolucionó al béisbol al darle poder a los peloteros para negociar contratos multimillonarios y jugar con el equipo de su elección, fue seleccionado el domingo al Salón de la Fama del béisbol junto con el exreceptor de Cardenales de San Luis, Ted Simmons.

Después de no alcanzar los votos suficientes en sus primeras siete apariciones en las boletas del comité de veteranos, Miller recibió 12 de 16 votos en la comisión de este año, exactamente el 75% requerido. Simmons apareció en 13 boletas. El exjardinero de Boston Dwight Evans fue tercero con 8 votos.

Miller, quien falleció en 2012 a los 95 años, encabezó a la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas de 1966 a 1982, una época en la que los peloteros obtuvieron el derecho a la agencia libre después de seis años de servicio en Grandes Ligas, al arbitraje salarial y a las disputas arbitrales. Encabezó al sindicato durante cinco paros laborales y fue asesor en tres más después de su jubilación.

Después de varias decepciones, Miller había solicitado ya no ser considerado al Salón de la Fama, describiendo el proceso como “una farsa”. Pidió a sus hijos no ser parte del proceso de selección.

“Habría sido un gran honor hace 20 años”, dijo la hija de Miller, Susan.

Ceremonia

Miller y Simmons serán entronizados en Cooperstown durante una ceremonia el 26 julio junto a los peloteros que sean seleccionados el próximo mes por la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos (BBWA por sus iniciales en inglés), en una boleta que encabeza el extorpedero de Yanquis de Nueva York Derek Jeter.

“Marvin esperaba pacientemente a que cada uno de los jugadores dijera lo que estaba pensando”, dijo Simmons. “Sin importar que tan estúpida o descabellada fuera una pregunta, Marvin la respondía y esperaba con una paciencia agónica. Y al final, después de que todos habían hablado, los juntaba a todos y expresaba el punto de cierta forma en la que todos pensaban, sí, esto es exactamente en lo que pensamos”.

Simmons, ocho veces miembro del Juego de Estrellas durante una carrera de 21 años en Grandes Ligas, fue un ambidiestro que bateó para .285 con 248 cuadrangulares y 1.389 carreras impulsadas para Cardenales de San Luis (1968-80), Cerveceros de Milwaukee (1981-85) y Bravos de Atlanta (1986-88).

A pesar de sus logros, Simmons sólo fue elegible a votación de la BBWA en una ocasión. Logró apenas el 3,7% de los votos en 1994 y al año siguiente fue retirado de la boleta.

Un precedente

Miller será entronizado 12 años después de que Bowie Kuhn, el comisionado a quien solía derrotar en las negociaciones laborales, y tres años después de Bud Selig, el comisionado que en 1994-95 presidió el paro laboral más prolongado en la historia de Grandes Ligas.

“El Salón de la Fama se llama Salón de la Fama y Museo. Imagínense un museo del béisbol sin Marvin Miller”, señaló el exdirector de operaciones del sindicato de peloteros Gene Orza. “Es como tener un museo de arte moderno sin Picasso. Supongo que estoy contento por todos los que están contentos. Pero dudo que esto le hubiera quitado el sueño a Marvin”.

San Diego / Ronald Blum / AP

Share This:

Por

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!