Sintraudo: los hurtos en el Núcleo Anzoátegui son contantes

Este 5 de enero, se firmó un comunicado del Consejo Universitario de la Universidad de Oriente (UDO), en el que se expresa el repudio a los múltiples actos de destrucción y vandalismo ocurridos en varios núcleos de esa casa de estudios durante la temporada decembrina, haciéndose énfasis en los hechos registrados en las instalaciones ubicadas en Sucre: fueron hurtados equipos de laboratorio y destrozado a mandarriazos un microscopio electrónico valorado en dos millones de dólares, del Núcleo Monagas fueron destruidas algunas áreas, y del ubicado en Bolívar fue incendiada la sede de la Escuela de Geología y Minas.

Sin embargo, aunque al Núcleo Anzoátegui no se hizo referencia, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la UDO (Sintraudo), Ignacio Díaz, manifestó que los hechos vandálicos han sido constantes en la región, pero no tan fuertes como los señalados en el resto de las entidades.

“Se siguen metiendo en las áreas de la Escuela de Ciencias Administrativas y Cursos Básicos, de donde se están llevando los cables de alta tensión, que son subterráneos. También se metieron en el auditorio y se terminaron de llevar las sillas, entre otras cosas que quedaban”, expresó.

Según Díaz, en la parte del Decanato existe presencia policial, pero, supuestamente, los antisociales se aprovechan de la falta de electricidad en el resto del campus para hacer de las suyas.

Nada

Para el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Oriente (Apudo) en Anzoátegui, Tirso García, los delincuentes ya no encuentran qué sustraer de las instalaciones.

“La UDO cuenta con tres vigilantes las 24 horas, pero no son suficientes para cubrir toda la extensión del núcleo”, señaló.

Los trabajadores les hicieron un llamado, nuevamente, a los directores de los cuerpos de seguridad de la región para que tomen cartas en el asunto.

Díaz recordó que el próximo lunes se retoman algunas actividades administrativas en la zona, pero aún no saben cómo laborará el resto de los trabajadores. Aseguró que no tienen ni cómo sentarse.

Barcelona / Elisa Gómez

Share This:

Por




Más vistas


Publicidad




Publicidad

Publicidad

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!